Русский Español English

Casa Leopoldo Restaurante Barcelona, España

 

 

 

Casa Leopoldo

Restaurante Barcelones

 

 

dirigido por Rosa Gil

 

 

 

Nací en el mismo edificio en el que está Casa Leopoldo, un 6 de marzo de 1949. Cuando hacia los 5 años dejé por fin de gatear, mi abuelo ya me puso un cajón para que -trepada en él- fregara los vasos de los cafés. Al ir creciendo,  pasé a trabajar solo los fines de semana, en la cocina, como hasta entonces lo hicieron las mujeres de la familia. En ese entonces iba a un colegio donde no daban de comer, así que mi abuelo llamaba a dos vecinas y les pasaba una cazuela para que comiéramos juntas. Luego cambié a un colegio francés. Fue cuando conocí a un torero portugués muy joven...

 

 

 

 

Además de seguir trabajando los fines de semana, hacía de traductora a los clientes franceses del restaurante.

 

Cuando tenía 20 años decidí irme a Inglaterra, donde pasé dos años largos. Quería demostrarme que podía vivir de mis capacidades. Y fue en cuanto regresé...  volvió a cruzarse en mi camino el torero portugués.

 

Le había conocido con 14 años, cuando acompañaba a mi padre. Fue entonces, aquel mes de julio, cuando José Falcón, el torero, me dijo: «Rosa, no te quiero, pero te necesito...». El 29 de noviembre de 1973 nos casábamos. Ocho meses después lo mató un toro en la Plaza de Barcelona, y dos meses más tarde nació nuestra única hija...

 

Trabajé algunos años en una agencia de viajes, para independizarme un poco de la sobreprotección familiar, y con 27 años me reincorporé a Casa Leopoldo, a la sala. En esa época mandaban los hombres, y así fue hasta que fallecieron.

 

 

 

 

A partir de ese momento, retiré a las mujeres de la cocina y las recuperé para la sala, el lugar que les correspondía.

 

En 1997, a la muerte de mi padre, tomé las riendas y definí mi propia clientela, gran parte de ella procedente del mundo de la cultura, la farándula y el periodismo. Momento también de grave crisis, mi tarea fue recomponer el ritmo del establecimiento... Pero, ¡ojo!..., sin cambiar la atmósfera ni la esencia del restaurante.

 

Recuperé el patrimonio deteriorado, y la vitalidad de la Casa...soy hija única, mi hija también lo es, tengo un gerente estupendo, una gran maître y un primer cocinero excepcional, que procuran día a día que no cambie el perfil de Casa Leopoldo: familiar y paternal...sencillo y amigo... 

 

 


 

 

 

Contactos

 

Carrer de Sant Rafael, 24

Barcelona (España)

 Тel.: (+34) 934 413 014

 

www.casaleopoldo.com

 

 

 

zoom zoom